Influencia de la inteligencia emocional en la supervivencia de la pareja

Los cónyuges que han cultivado el autocontrol, la automatización, la empatía y las habilidades sociales juegan con muchas ventajas respecto a los que no lo han hecho:
  • Están más capacitados para adaptarse de forma positiva a los muchos cambios y novedades que se producen a lo largo de la vida de la pareja
  • Están en mejor disposición de afrontar los problemas de la vidacomún: los verán como retos que hay que abordar con actitud de superación personal, y no como obstáculos insalvables.
  • Están en mejores condiciones de evitar tensiones y conflictos. Éste es el resultado de haber controlado a tiempo los propios pensamientos y sentimientos negativos.
  • Están más capacitados para la comunicación, puesto que saben captar y expresar sentimientos; manejar de forma positiva las relaciones personales; realizar actividades en equipo.
El cónyuge mal dotado en las competencias emocionales, anteriormente citadas, es víctima de sus pensamientos y emociones negativas:
  • El pensamiento obsesivo habitual de que está siendo incomprendido, despreciado, etc. por el otro desencadena un “secuestro emocional”, permaneciendo atrapado por sus pensamientos y emociones disfuncionales, sin posibilidad de ver al otro con objetividad y de actuar de forma libre y positiva.
  • El cónyuge que no es emocionalmente inteligente suele caer también en un estado de “desbordamiento emocional” o sobrecarcarga de desazón emocional imposible de controlar y que arrastra consigo a quienes se ven superados por la negatividad de su pareja y por su propia respuesta ante ella.
“Desbordado emocionalmente” el cónyuge no está en   situación de encajar los reproches y las críticas del otro: tan pronto empieza se dispara irreflexivamente.
El cónyuge desprovisto de competencias emocionales está en un estado de desvalimiento con respecto a sus funciones. Como consecuencia, se desconcierta ante el menor cambio en su relación de pareja, se encierra en sí mismo cuando surge un problema, se irrita mucho por motivos insignificantes, tiene actitudes defensivas, desconfía del otro, recurre a la crítica y al desprecio.
Las críticas habituales al otro cónyuge son uno de los factores que más atentan contra la supervivencia de una relación de pareja. No deben confundirse con las quejas. La queja se refiere a un acto concreto; la crítica se dirige a la persona del otro en sí misma: se le culpabiliza, se le ridiculiza, etc. de forma global.
Las quejas son algo normal en la vida de pareja. No suelen aceptar negativamente a la relación entre los esposos, salvo cuando son continuas, porque molesta la pesadez. Las críticas, en cambio, son un ataque a la personalidad del otro cónyuge, por lo que ponen a este último en situación de defenderse o de contraatacar.
¿Qué es lo que hace que una relación de pareja funcione?. Las parejas felizmente casadas no son más ricas, más listas o más astutas psicológicamente que otras. Pero en sus vidas cotidianas han adquirido una dinámica que impide que sus pensamientos y sentimientos negativos sobre el compañero ahoguen los positivos. Son un “matrimonio emocionalmente inteligente”.
En cualquier relación de pareja existen fuerzas emocionales capaces de unirlo o de desunirlo cada vez más. Por eso es fundamental que los cónyuges aprendan cuanto antes a usar sus emociones de forma inteligente.

2 comentarios sobre “Influencia de la inteligencia emocional en la supervivencia de la pareja

  1. Hay mucho contenido, en pocas líneas. Si a esto le añadimos que esa relación positiva, basada en el encuentro, puede ayudar en encontrar el sentido en la vida, animaremos a profundizar más en el tema.

Responder a Germán Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*